El parlamento de Cataluña declara la independencia

Rajoy pidió tranquilidad a los españoles y anunció que se 'restaurará la legalidad en Cataluña'.

El parlamento de Cataluña aprobó este viernes una resolución declarando la independencia de esta región del noreste de España, mientras el Senado debatía aprobar la intervención de la autonomía regional solicitada por parte del gobierno central. 

"Declaramos que Cataluña se convierte en un estado independiente en forma de República", asegura la resolución aprobada con 70 votos a favor, dos en blanco y 10 en contra tras una votación secreta ante un hemiciclo semivacío del que se ausentaron varios partidos de la oposición.

El Parlamento catalán abrió este viernes una sesión para debatir la proclamación de la independencia, un hecho sin precedentes en la democracia española y un reto para la Unión Europea, mientras en Madrid el Senado preparaba la intervención de la autonomía. 

"Constituimos la República catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social", explica la resolución a debate, presentada por una heteróclita coalición de nacionalistas. 

Ese texto ya fue firmado simbólicamente el 10 de octubre por los diputados de la mayoría independentista de la cámara catalana. 

El debate se inició con duros discursos de la oposición para intentar frenar todo el proceso. "Ustedes son unos inconscientes", clamó la diputada Eva Granados, del opositor Partido Socialista. "No tiene ningún sentido crear un pequeño Estado al margen de todo, sin ningún reconocimiento, empobrecido fracturado y sin futuro", advirtió. Es "un día negro para la democracia", añadió Alejandro Fernández, del Partido Popular, que gobierna España. 

Cataluña fue junto al País Vasco la primera comunidad española en proclamar su autonomía, como establecía la Constitución, en diciembre de 1978. 

En Madrid, paralelamente, el presidente del ejecutivo español, Mariano Rajoy, pidió al Senado, donde su partido tiene la mayoría absoluta, poderes extraordinarios y temporales. 

Con esos poderes en mano, Cataluña perderá su autogobierno de forma temporal, una medida también sin precedentes en esas cuatro décadas de democracia. "Este procedimiento se inicia cargado de razones", ante un ejecutivo catalán decidido a la secesión y que con ello "afecta a la economía, y muy mal", declaró Rajoy, después de que unas 1.500 empresas sacaran su sede social de Cataluña ante la incertidumbre reinante. 

El mandatario anunció que quiere poder destituir al presidente independentista catalán, Carles Puigdemont, y a todo su gobierno, lo que provocó una fuerte salva de aplausos. 

Igualmente, "la facultad de disolver el Parlamento de Cataluña pasará al presidente, que debe convocar elecciones en un plazo máximo de seis meses. Ya les adelanto que mi voluntad es celebrarlas lo más pronto posible", añadió Rajoy, en referencia a la principal medida del artículo 155 de la Constitución española. 

Noticia en desarrollo.....

Fuente: eltiempo.com