La granizada y el aguacero que paralizaron la movilidad en Bogotá

Un fuerte aguacero, acompañado de granizadas, azotó este miércoles a gran parte del noroccidente de Bogotá, tiñéndola de blanco. Varios usuarios reportaron inundaciones y encharcamientos en diferentes puntos de la ciudad.

El acontecimiento, que registraron los ciudadanos en redes sociales desde los primeros momentos, tuvo varias caras: los que disfrutaron de la ‘nieve’ y la de aquellos que se vieron afectados por las inundaciones y la congestión vehicular en las principales vías de la ciudad. Así como los que tuvieron pérdidas materiales por causa de la lluvia.
El caso más grave se registró en el norte de la ciudad donde se presentó el colapso de una parte de la edificación del Teatro Nacional, ubicado en la calle 71 con carrera 10. 

La granizada afectó parte de la instalación eléctrica y de la infraestructura del lugar. La obra que estaba programada fue cancelada. Dos vehículos que se encontraban cerca resultaron afectados. No hubo personas lesionadas.

Tambien hubo caída de árboles. Uno en la calle 127 sentido sur-norte sobre la autopista Norte y otro en la calle 16 con carrera 20.

Sobre la calle 26 entre el aeropuerto El Dorado y la carrera séptima se registraron granizadas y la fuerte lluvia afectó la movilidad de la capital en plena hora pico. 

Además, hubo encharcamiento en vías de los sectores de Suba, Barrios Unidos, Chicó, Chapinero y Usaquén, las localidades más afectadas. Bomberos Bogotá tuvo que usar motobombas en algunas zonas. 

Se conoció del colapso de un techo en la carrera 26 No. 50-20 en una bodega de alimentos para mascotas. Idiger atendió este caos.

La Secretaría de Movilidad también informó que el jueves 2 de noviembre no se prestará el servicio en la sede de Paloquemao para la atención en acuerdos de pago y radicación, debido a la fuerte granizada que afectó las instalaciones ubicadas en la carrera 28A #17A-20.

"La atención de usuarios que tengan que adelantar estos trámites, lo podrán realizar en Supercade de Movilidad ubicado en la calle 13 # 37-35 por el día de mañana (jueves)."

Varios videos en redes registraban arroyos en las calles de la ciudad. Toda esa agua terminó inundando los locales de la calle 72 con carrera 20, lo que obligó a los comerciantes a trabajar hasta altas horas de la noche para sacar el agua y recuperar los objetos que se salvaron. 

Las autoridades, entre ellos los bomberos, atendían casos como árboles caídos y de viviendas y negocios que se vieron afectados por la lluvia, pero aún no entregan un balance oficial de la emergencia.

Angélica Bernal, una habitante del Nuevo Country, a la altura de la calle 134 con carrera 9.ª, contó que esta es la segunda ocasión en menos de un mes que su casa se inunda por una granizada (el 9 de octubre también cayó granizo en la ciudad). Esta vez el hielo hizo que se atiborraran los canales del techo, llenando de agua a la vivienda.

Fuente: eltiempo.com