Get Adobe Flash player
 
 
Parece que el orificio por donde cruzaba la arena del tiempo en la serie entre Cali y América era más estrecho que cualquiera. Después de 90 minutos en el solitario Pascual Guerrero de intensidad, juego fuerte y sin goles, se esperaba que este domingo en Palmaseca la arena se deslizara más rápido. Y fue el verde el que le puso azúcar y con dos goles en el segundo tiempo rompieron el cristal y se metieron en la final de la Liga.

La tarde inició como la noche del jueves en el Pascual. A los 13 segundos se presenció la primera falta, avisaban los equipos que el juego iba a ser a pura intensidad y choque. Sin embargo, en ese juego de carácter iban y venían las oportunidades.
 
A los cinco minutos, Miguel Murillo corrió a la espalda de la defensa del América, quedó solo en el área, pero su remate fue débil. Poco a poco pasaban los minutos y Cali se hacía dueño del partido. A los 20 minutos pudo irse en ventaja con dos oportunidades claras de gol.

En una, Murillo no pudo hacer valer la frase de “doble cabezazo en el área es gol”, y después, ante un error colosal en la salida del América, Fabián Sambueza no pudo aprovechar que el arquero Carlos Bejarano estaba mal ubicado y tiró la pelota por fuera.

A los 26 minutos llegó una jugada que cambió el rumbo del partido. Germán Mera se lanzó al piso para sacarle el balón al goleador escarlata, Cristian Martínez Borja, pero el defensor caleño se llevó algo más que la pelota. La rodilla del delantero se dobló de tal manera que tuvo que salir del campo.

Juan Camilo Hernández, figura del América, pudo en dos oportunidades; no obstante, los disparos se encontraron con un Pablo Mina, arquero suplente del Cali que está reemplazando a Camilo Vargas mientras regresa de su excursión con la Selección Colombia, inspirado y definitivo.

Faltaba un minuto para que terminara el primer tiempo y los escarlatas tuvieron la más clara de la serie. Centro de Hernández a la cabeza de Herner que habilitó a dos de sus compañeros e, increíblemente, Yorleys Mena, el delantero que entró por Martínez Borja, le sacó el balón a Iván Vélez, que ya saboreaba el gol al estar solo frente al arco. Así se fueron al descanso.

Para el complemento, a los ocho minutos, una bonita jugada colectiva sorprendió a la defensa del América, que vio cómo Nicolás Benedetti les robó la espalda, controló el balón y con una sutil definición la pasó por debajo de las piernas de Bejarano para anotar el 1-0.

Inmediatamente después de estar abajo en el marcador, Hernán Torres mandó a Santiago Silva a la cancha, pero el delantero no estuvo a la altura del compromiso. A los 22 minutos, un centro perfecto del ‘Cucho’ le quedó al delantero uruguayo que cabeceó mal.

Dos minutos después de ese error, Cali sentenció el juego. Orejuela, la gran revelación de la Liga para los azucareros, sacó un violento remate que se desvió en Camilo Ayala e hizo una parábola perfecta camino al gol. 2-0 y liquidado el pleito.

Al final, América, con más amor propio que fútbol, pudo descontar e ilusionarse con un empate, pero se encontró con una muralla en Pablo Mina, que logró borrar la ausencia de Vargas a punta de atajadas.

Cali se enfrentará en la gran final a Atlético Nacional. El partido de ida será en el estadio de Palmaseca el próximo miércoles a las 7 de la noche y el de vuelta, el domingo en Medellín a la misma hora.