Get Adobe Flash player
 
 
El 2016 cerró con 198,9 millones de usuarios de teléfonos móviles solo en América Latina. Esta tendencia, que se prevé crezca durante el 2017, está marcada principalmente por la importancia que tienen los smartphones en la cotidianidad de las personas.
Un uso tan generalizado crea toda clase de dudas y, en ocasiones, hasta mitos. Que sus efectos sobre la salud pueden ser nocivos, que son ‘veneno’ para los patrones de sueño... Todo a pesar de que, según la Organización Mundial de la Salud, las frecuencias emitidas por los celulares son muy bajas; de modo que el aumento de temperatura en el cerebro u otros órganos del cuerpo es para todos los efectos insignificante. 

En este artículo se repasan algunos de los mitos más populares sobre su teléfono celular, de la mano de fuentes expertas que le ayudarán a saber qué creer. Es probable que no solo le ofrezcan tranquilidad sobre los interrogantes en el tema de salud, sino que le resulten de suma utilidad la próxima vez que deje caer su celular en un charco.
 
 
¿No se debe utilizar el dispositivo mientras está cargando?
Sí y No. Teniendo en cuenta que el nivel de corriente que recibe un celular es bajo, no resulta perjudicial para el cuerpo humano. Sin embargo, hay condiciones externas al uso del teléfono que pueden ser de cuidado. Por ejemplo, si usted está utilizando su móvil mientras está conectado a la corriente y se presenta un descarga eléctrica en su casa, la batería (que es conductora de energía) puede explotar y, en ciertos casos, afectar su integridad física. William Sánchez, vocero de LG, recomienda utilizar cargadores originales que evitan los excesos de corriente. En todo caso, sugiere no utilizar el dispositivo mientras está recibiendo carga.
 
 
¿La luz de la pantalla daña la visión?
Falso. El brillo del celular no afecta la visión de los usuarios, incluso si se usa en ambientes oscuros, pero sí puede producir cansancio, explica Ricardo Triana, gerente de segmento móvil en Huawei Colombia. “Utilizar el celular en lugares con poca luz genera agotamiento, pero no afecta la retina. En todo caso, la recomendación es utilizar estos dispositivos en ambientes en los que el usuario se sienta cómodo. Es ideal hacer pausas, sobre todo, cuando se tiene la mirada fija en objetos muy pequeños”. 

Tenga presente que algunos teléfonos ofrecen un ‘modo lectura’, que reduce la intensidad de los colores azules y genera una tonalidad más amarilla en la pantalla para que sea más cómodo leer.
 
 
¿El uso excesivo del móvil puede causar cáncer?
Falso. Un estudio del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (Ccars) de España, dado a conocer hace dos semanas, determinó que la población “no corre ningún riesgo” al exponerse a la radiofrecuencia que emiten los celulares y que estos no causan cáncer u otras enfermedades. 

“Los niveles de exposición de los dispositivos wifi (...) son muy inferiores a los recomendados por las agencias y no tienen efecto sobre los tejidos del organismo”, aseguró la entidad. 

La investigación, en cambio, sí recomienda mantener los teléfonos a al menos un metro de distancia de dispositivos médicos y a por lo menos 15 centímetros de personas con marcapasos.

Por su parte, Martha Liliana Suárez, directora de la Agencia Nacional del Espectro (Ane), asegura que en Colombia se realizan constantes monitoreos para medir el nivel de radiación en el ambiente. 

"En el país hemos adoptado varias recomendaciones internacionales para fijar la reglamentación. Desde la Ane realizamos varias mediciones de acuerdo con valores establecidos por entidades como la Organización Internacional del Trabajo. Por ejemplo, esos estudios determinan que el máximo umbral de exposición es del 100 por ciento; y en Colombia se ha detectado niveles de hasta el seis por ciento, muy bajos para causar efectos sobre la salud", añade.
 
 
¿El arroz salva un teléfono mojado?
Verdadero. El saber popular dice que si un celular se moja, el arroz lo puede salvar. Pues aunque no es un método ciento por ciento confiable, es verdad que funciona. 
William Sánchez, gerente de ventas móviles de LG, dice que no es una técnica segura para recuperar el equipo, pero puede salvarlo en ciertas condiciones. “El arroz absorbe la humedad, pero no significa que seque del todo el teléfono. El contacto con el agua daña la tarjeta lógica y genera un cortocircuito. La sugerencia, cuando un celular se moja, es apagarlo de inmediato y remover la batería”. El experto afirma que el dispositivo se debe dejar apagado “por lo menos un día” para lograr un secado lo más completo posible.